miércoles, 27 de febrero de 2013

'THE READER' CUANDO LAS HISTORIAS GOLPEAN MÁS DURO QUE LOS PUÑOS



'The Reader' 2008
Director: Stephen Daldry
Reparto: Kate Winslet, David Kross, Ralph Fiennes, Bruno Ganz, Lena Olin...

Puede que a simple vista esta os parezca una simplona historia de amor, con una sensiblería fácil que roza lo empalagoso  ERROR, no es eso para nada. Si os puedo decir que es una historia que no deja indiferente a nadie, es una historia que por supuesto tiene una belleza que para mí resultó ser de lo más inesperada, pero admirable por su sinceridad y por lo directa que resulta ser. Te convierte en testigo directo, casi intruso de una relación, nada sencilla.


Nos trasladamos a la Alemania de la post-Segunda Guerra Mundial, y un joven quinceañero, Michael Berg (David Kross) se pone muy indispuesto en mitad de la calle cuando regresa a casa. Hanna Schimtz (Kate Winslet) una mujer seria y muy reservada, lo ayuda y lo lleva a casa. A pesar de que ella le dobla la edad surge entre ellos un apasionado romance que tendrán que llevar en secreto, hasta que se ve interrumpido por la extraña desaparición de ella. Años después y cuando Michael ya es un avanzado estudiante de derecho se volverán a encontrar, aunque en una situación que va más allá de lo que él jamás hubiera podido imaginar.

El ritmo de esta película atrapa desde el principio, porque todo parece atarse desde el mismo comienzo y siempre con un toque inesperado. Plantea además un dilema moral que se nos presenta dividido en tres partes diferenciadas, pero prefectamente conectadas. La factura técnica creo que es inmejorable, planos de todo tipo y de gran calidad, con un montaje magnifico que nos ofrece una serie de flashbacks que encajan perfectamente en este drama para darle más sentido a las sensaciones y emociones del protagonista.

Como os decía  se divide en tres partes. La primera y la más "feliz" nos presenta a ambos protagonistas y su idilio, aunque siempre deja una leve sensación melancólica  triste. Escenas cargadas de emociones, ternura rodadas de manera sublime, que contrastan con las escenas de sexo, pero sin perder la dulzura o la elegancia del resto.
En la segunda parte es donde lo dramático cobra más fuerza y dónde la intriga se apodera de todo, planteándonos aún más fuerza diversos dilemas morales. En la tercera y última parte, es donde todo cobra sentido, y donde las emociones van a fluir con un optimismo reservado y algo triste.

Lo más impactante de este film, y para mí lo mejor, es la interpretación de Kate Winslet, está soberbia, su mirada, sus ojos aquí hablan con tal fuerza y tal expresión que desgarran el alma. Y su joven compañero de reparto, David Kross, sensacional y valiente en algunas escenas. Lástima que Ralph Fiennes (Michael en edad adulta) en esta ocasión está bastante flojo en su interpretación.

En mi opinión una película magnífica, cargada de sensaciones y que nos abre el camino a la reflexión. Una de esas películas que todo cinéfilo debería ver. Os recomiendo que os dejéis encandilar por este sobrecogedor lector.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada