jueves, 20 de febrero de 2014

'THE MONUMENTS MEN' NO ES MONUMENTAL, PERO ES UN BUEN HOMENAJE


Si leéis las criticas que hay por ahí de esta película quizás os lo penséis dos veces antes de ir al cine, pero yo voy a romper una lanza a favor de este film, y si de verdad os apetece verla porque el trailer o el argumento os ha llamado la atención lo suficiente como para gastaros los cuartos en esta película (o esperar una lenta descarga, eh pillines) yo os animo a que lo hagáis. Primero como historiadora del arte que soy, luego como museologa (si esa profesión existe) por último como amante del cine, y del cine que entretiene, esta película cumple con tal cometido, con una mezcla de sentido del humor, drama en justa medida, ciertas dosis de edulcorante, pero justificadas y alguna que otra lección de arte y cultura, que no vienen mal de vez en cuando.

Por supuesto no falta el siempre excesivo heroísmo americano, y un trasfondo moral y reivindicativo que se ha hecho ya marca de la casa en las cintas dirigidas por un George Clooney que no veo que termine de consolidarse como gran director -pero va en camino- 

La película trata un episodio real acontecido a finales de la II Guerra Mundial, y aunque es bastante conocido, suele ser uno de esos puntos de la historia que caen en el olvido hasta que se produce algún tipo de conmemoración o alguien lo lleva al cine. Como decía a finales de la II Guerra Mundial, un selecto grupo de historiadores, conservadores y expertos en arte, tanto americanos como británicos, van a llevar a cabo una importante y peligrosa misión: recuperar las obras de arte robadas por los nazis durante la guerra y devolverlas a sus legítimos propietarios. Misión difícil, ya que las obras estaban bien custodiadas y el ejercito alemán tenia orden de destruirlas si la guerra no terminaba a su favor. En una carrera a contrarreloj estos amantes del arte y la cultura arriesgaron sus vidas en esta misión sin precedentes para evitar la destrucción de grandes tesoros de la humanidad. 

Puede parecer un poco cínico el argumento, y esa lucha tremenda contra el expolio llevado a cabo por los nazis, cuando todos sabemos que americanos, británicos y franceses han llevado a cabo los mayores expolios en la historia del arte, pero eso fue antes de que por fin algunos y verdaderos amantes de la cultura se reunieran para promulgar leyes que protegieran al arte y la cultura en su país de origen y quizá estos hombres fueron los que sentaron ese precedente. No voy a daros lección de historia, ni de leyes patrimoniales, pero al menos os doy un punto de vista distinto al que dan los críticos. Y podréis estar o no de acuerdo, eso ya lo dejo a la interpretación de cada uno.

Retomando el hilo propiamente cinefilo tengo que poner la atención sobre el elenco de actores, formidables, mi único pero era Bill Murray, al que nunca he tenido como actor serio y no me terminaba de encajar de en la historia, hasta que vi la película y me sorprendió gratamente. Como siempre genial John Goodman, al que me alegro de ver de nuevo en activo en la gran pantalla. Bob Balaban cierra este conjunto de actores veteranos poniendo el punto más entrañable de todos. Formidable actuación.
No están nada mal un extrañamente maduro Matt Damon, un autentico desconocido para mi en el cine sonoro Jean Dujardin ('The Artist' 2011) pero que está bastante correcto en su papel. Un George Clooney que además de dirigir protagoniza esta cinta, muy correcto en su papel de intelectual profesor y aparcando su fama de seductor.
Mención aparte, para una Cate Blanchett que nunca defrauda, soberbia en su interpretación y que este año es firme candidata a llevarse un oscar a casa por otro trabajo como actriz protagonista en 'Blue Jasmine'(2014).

En cuanto a la ambientación y la recreación histórica el film esta de diez, formidable trabajo. Gran trabajo también el de la iluminación, ha sido uno de los detalles técnicos que más me han gustado. Ofrecía escenas muy plásticas, muy artísticas, sobre todo cuando recurre a escenas con una luz muy puntual sobre los actores o algunas de las piezas que vemos. Una delicia. La fotografía sin duda buena, nada especial, pero la iluminación parece mejorarla. 
La banda sonora no es de las que sobresalen pero apoya con agradeble resultado la narración. Narración con ritmo nada lento, y que mantiene al espectador atento a la pantalla.

En definitiva una película que bajo mi punto de vista merece la pena ver. Para pasar un buen rato en el cine (o en casa) con justas dosis de drama y comedia, así como de acción. Y para mi lo más importante el bonito homenaje que se hace a esos hombres que lucharon por amor al arte y a la cultura, y porque no decirlo, homenaje a los hombres y mujeres que hoy día siguen haciéndolo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada