domingo, 2 de febrero de 2014

'AGOSTO': LA TENSA Y DENSA UNION FAMILIAR


Comedia dramática es el género en el que se encuadra esta película, y os aseguro que tiene drama de sobra, y momentos cómicos también de sobra... Incluso me aventuro a decir, que muchos de los dramáticos momentos, son de lo más cómico. Sin lugar a dudas me decanto por esta película para dejarla en mi cajón de favoritas.

La película nos presenta a la familia Weston, una familia, por decirlo de alguna manera fuera de lo común. Complejidad máxima en todos y cada uno de sus miembros. Una madre, magistralmente interpretada por Meryl Streep, enferma de cáncer, alcohólica, drogadicta, fumadora empedernida y poseedora de una viperina lengua que lanza dardos extremadamente envenenados y que rara vez fallan el blanco fijado. Verá a su familia reunida de nuevo con motivo del fallecimiento de su marido. Sus tres hijas, a las que dan vida Julia Roberts, Juliet Lewis y Julianne Nicholson, protagonistas de desastrosas vidas sentimentales van concentrar la mayor parte de los distintos conflictos que se abrirán con motivo de dicha reunión. Una de las cosas que parece sacamos en conclusión es que esta familia esta condenada a la infelicidad, a la soledad y que el asfixiante calor de Agosto no ayuda a suavizar la ya gravemente desgastada relación familiar.

El guión sin lugar a dudas es buenísimo, diálogos extraordinarios, de esos que si lo piensas son más reales de lo que parecen. Y es que el guión de alguna manera puede parecer sacado de una realidad que a veces no queremos ver. Tengo que hacer énfasis en la escena de la cena, no quiero contar mucho para no revelar nada, pero la tensión, y agobio que se vive en esa pequeña sala, con todos llevando la discusión según su punto de vista es fenomenal.

En cuanto a referencia a actoral, qué queréis que os diga, el reparto es excelente. Trabajo genial por parte de todos, muy destacables Chris Cooper, Julianne Nicholson, Benedict Cumberbatch y Julia Roberts. No defraudan en su papel y desde luego aportan gran vida y personalidad a sus personajes. Pero si hay alguien que destaca muy por encima es Meryl Streep. No se cuando esta mujer va a bajar el listón, y para el resto de compañeros de reparto debe ser muy frustrante ver en pantalla como su personaje prácticamente se come al resto.

Violet, el personaje de Streep, es una madre terrible, insoportable, desagradable... un sin fin de, ningún buen adjetivo, que nos hace ponernos en la piel de una saturada y angustiada Julia Roberts, harta de los desagravios de esta aparente incombustible madre.

A pesar del gran trabajo de los actores, la labor de dirección de John Wells es algo floja para mi gusto. Personalmente recurre en exceso a primeros planos, y planos cortos para provocar en el espectador esa sensación de asfixia que viven los personajes. La situación y la carga de emociones creo que son más que suficientes, no era necesario enfatizar tanto con "trucos de cámara".

Sea como fuere, la película rompe con la idea de la perfecta familia americana. Rompe con los tópicos. Y destroza conceptos tan evidentes como el amor fraterno. No existe el consuelo y la alegría de reunión familiar. Y todo ello nos lo ofrece con un agudizado e hiriente sarcasmo que escuece como una herida abierta que tarda en cerrar. Este retrato de las relaciones familiares nos abre los ojos ante como a veces son de tensas y densas las uniones familiares.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada